El Mundial tiene sentido

El mundial si tiene sentido, el mundial tiene todos los sentidos, una alegría disimula y sabe ocultar cualquier limitación y hace que todos lo vivan con la misma emoción.

 

Los sentimientos nos ponen a todos en las mismas condiciones, no hay excusa para expresar de la manera que queramos lo que estamos sintiendo.

 

Hemos clasificado  a un mundial luego de 36 años, generaciones que experimentan por primera vez este momento de gloria que cambia vidas y demuestra que si alguien tiene un sueño , pues, que se mentalice en alcanzarlo y ponga todo su esfuerzo para que se haga realidad.

 

Hay cosas que nos costarán tiempo y dedicación, pasaremos por mil obstáculos, se nos cerrarán cientos de puertas, sentiremos que es toda una vida, sentiremos que remamos fuerte ymuchas veces contra la corriente.

 

Sentiremos que no llegamos, nos preguntaremos por qué a nosotros se nos hace más dificil y cuando al fin logremos el objetivo habrá valido la pena el solo hecho de que lo hicimos por nuestra propia cuenta y eso tiene un gran  mérito.

 

Hay un guerrero dentro de cada uno de nosotros, hoy más que nunca todos hemos sido guerreros, como ese chico con discapacidad visual que al tener baja visión y problemas para ver en la noche llega feliz a su casa luego de haber ido a su lugar favorito o haber salido con esa chica llena de vida y sin ninguna limitación cuyos ojos lo ven llenos de orgullo por ser una persona que a pesar de su discapacidad es capaz de hacer cosas por otra persona o como esa chica con discapacidad motora que logra crear su propio negocio a tal punto que da empleo a otras y que al crecer literalmente ya no necesita mover un dedo a partir de delegar funciones y transmitir sus ideas de forma eficaz.

 

Llegó por fin el gran día y es hora de expresar cómo vive la clasificación al mundial una persona con discapacidad.

 

Alguien que no escucha le da más valor a los abrazos de gol, a ver las expresiones en el rostro de un niño o de una persona que no vio  a Perú nunca en un mundial. Le da más importancia a las lágrimas de alegría de esos jugadores que en un estado de presión extrema logran cumplir su meta, se sabe de memoria la coreografía de los oles en la tribuna, guarda un pedazo del ticket del Estadio, se emociona con las luces de los fuegos artificiales, saborea la comida o toma la bebida como si fuese la última, ve y vibra con cada repetición de las jugadas o goles que quedarán en su memoria.

 

Alguien que no ve se sabe todas las frases protocolares que utiliza su narrador deportivo favorito,una memoria capaz de recordar a todos los auspiciadores, llora o se emociona intensamente con el himno, escucha los cánticos, los silbidos al equipo rival, se asusta  al escuchar mencionar los nombres de los jugadores lesionados,  sabe en qué hemisferio de la cancha está al escuchar el grupo de jugadores de ese sector,saborea su bebida, disfruta los bocaditos, reniega de las faltas que el narrador señala que el árbitro no cobra, toca algún instrumento.

La persona con baja visión disfruta de los primeros planos, las repeticiones en cámara lenta, gradúa a su preferencia el color, nitidez y nivel de brillo del cesped en su tv, valora la correcta y reglamentaria diferenciación de la vestimenta deportiva de los dos equipos, aunque no siga al detalle al balón sabe cuando se están aproximando al arco contrario,  grita con emoción los goles, tiene memorizadas las opciones de chance de Perú y prende las luces de toda la casa a su paso de celebración del gol.

 

La persona con discapacidad física, dependiendo de cual sea observa y oye todo desde una distancia no importante, escucha los detalles , si está en silla de ruedas prefiere la comodidad de su hogar, maneja dispositivos tecnológicos, diseña los memes, juega al DT y te da una opinión particular sobre la movilidad del equipo.

 

Las personas con discapacidad intelectual y las que tienen discapacidad psíquica disfrutan de la cercanía y alegría de sus familiares, en algunos casos imitan comportamientos, se emocionan y demuestran su afecto.

 

No significa que todo el grupo de personas con la misma discapacidad hagan lo mismo, pero es un buen papel calca de lo más parecido a lo que nuestros sentidos pueden lograr cuando se unen y los guía un sentimiento de pasión y lucha.

 

El corazón ha hecho que esto no sea un simple partido y los decibeles aumenten. Una persona con alguna discapacidad se siente motivada ya que puede tomar la vida siempre como una clasificación al mundial. VIVA EL PERÚ.

 

 

Juan Carlos Castro

Por Juan Carlos Castro Gerkens

Redacción – Disiswork Perú


 

 

 

 


Mira otras entradas relacionadas


Comenta y dinos lo que piensas

Siguenos en Facebook

Trabajo para personas con Discapacidad en Lima

Registrate en nuestra plataforma completamente gratis y recibe asesoría personalizada para desarrollo de tu perfil virtual y conecta con empresas inclusivas. Ha z click en el botón para registrarte.

Registrate